CASIO PRO TREK: relojes funcionales para entusiastas del aire libre
 

Brújula digital

Manteniendo siempre el rumbo

La brújula digital PRO TREK muestra 16 puntos cardinales. El sensor de dirección de la brújula calcula la dirección del norte magnético y los grados. Este sensor consta de dos bobinas rectangulares, en las que el campo magnético de la Tierra crea tensiones muy precisas. Según su posición y dirección, estas tensiones son más altas o más bajas. Entre las bobinas existe una resistencia no magnética que detecta hasta los menores cambios de tensión. Con cada nueva posición, varían los valores medidos por la resistencia. Un microprocesador se encarga de convertir los valores para que puedan representarse en el reloj.